Make your own free website on Tripod.com
LA COLUMNA DE WALDO CORREA
(Comentarios celestes)
Un cuento que ya me habían contado

    En algún momento pensábamos que O’Higgins conseguiría una nueva victoria en el Estadio Monumental, una cancha que tradicionalmente se le ha hecho demasiada complicada para los celestes. O’Higgins ganaba, llegaba con mucho peligro y parecía todo encaminado hacia un triunfo de verdad muy trascendente.

    Parecía todo “muy” perfecto, hasta increíble. Pero comenzó la farra, cada gol que O’Higgins se perdía en el contragolpe hacía cundir una extraña sensación de inseguridad, pero toda esa falta de poder matador no hacía que Colo Colo se levantara. Pero allí vino otra “ayudita” de los celestes y en especial de Armentia. Julio vió el centro, quiso salir y se arrepintió en el camino, gran error. Una frase por allí que el cielo será de los arrepentidos, pero se debe decir que el futbol y en especial en estas jugadas la falta de decisión es un error fatal. Al quedar a medio trecho posibilitó que cabeceara sin problemas Gaglianone, quien sin duda ha hecho su mejor partido en Chile y lograra el 1 a 1. 

    Claro que era injusto...Pero los goles se hacen ....

    El segundo fue algo similar una pelota profunda que Danilo Miranda no logra saltar con potencia y le gana Quinteros (¿cuánto medirá Quinteros?) y pone el 2 a1 y sobre la misma la ajustada expulsión de Caballero, que dejó sin esperanzas el vuelco celeste, además Páez “ayudó” un poco a sacar a Dinamarca y dejar al equipo sin poder creativo...

    Pero pese a todo O’Higgins se generó tres ocasiones claras de gol, una volea de Dinamarca que pegó en el vertical, una definición débil de Viveros y un “golpecito” de cabeza de Fleitas sobre la hora. O’Higgins jugando contra sus propios errores defensivos y muy cerca de empatar o por qué no, ganar.
 
 
 
 
 
 

Por:

Waldo Andrés Correa
Periodista 
 
 

Opinar sobre este Artículo en 
columnadewaldo@hotmail.com